Geisha

abril 27, 2008 at 5:10 am (Japón)

“Existen desde hace 400 años. Inmutables en un mundo cambiante. En sus días fueron los juguetes de los shogun y las favoritas de los samuráis. Sus labios sellados se han mantenido en silencio mientras que Japón ha cambiado más que ninguna otra nación de la tierra. Animaron a sus héroes kamikaze y se convirtieron en las novias de los soldados norteamericanos. Las geisha han perdurado en un mundo protegidas detrás de los muros del secreto y la discreción”.

Así es como empieza un documental de las geisha que vi en enero pasado. Excelente por cierto. http://tu.tv/videos/la-vida-secreta-de-las-geishas-n-temati

(Gracias Flapy!!)

Y como hace tiempo dije, en esta oportunidad me voy a referir a las geisha.

La palabra Geisha significa artista y tal vez para tu sorpresa, en un comienzo eran varones, esto porque el gobierno (shogunado) prohibía a las mujeres en la corte así que eran los hombres los que se dedicaban a entretener a la clase superior con danzas, actuaciones y conversación entretenida entre varios.

¿Pero entonces de adónde salieron las geisha mujeres (onna geisha)? Probablemente en un comienzo eran prostitutas empobrecidas que vieron en el ser geisha una oportunidad para tener un dinero extra, así que se nombraron así mismas geisha y se hicieron muy populares, haciendo desaparecer a los primeros. Los servicios de entreteción se fueron elaborando cada vez más, al punto de que una geisha tiene que trabajar lo mismo que un doctor para ser considerado como tal. Debe perfeccionarse toda su vida. En Japón hubo muchísimas geisha principalmente porque había pobreza, entonces era común que los padres vendieran a sus hijas a las okiyas o casas de geisha, donde muchas veces pasaban a ser maiko, o aprendices de geisha.

Ahora hay algo importante que mencionar porque si piensas que la imagen de arriba se trata de una geisha déjame decirte que estás equivocado… Y me gustaría señalar estas diferencias en cuanto a su vestimenta, ya que la parte más interna es deducible. El kimono es el uniforme más complejo de usar correctamente, es casi completamente imposible para una mujer ponérselo sola, un kimono puede costar fácilmente miles de dólares. El kimono de una maiko tiene mangas extra largas (tocan el piso), son largos coloridos y adornados con diferentes diseños, el cuello es rojo, lo cual es un símbolo de juventud ¬¬, el obi (cinturón rarífico) es largo y le da estabilidad. Estas son algunas diferencias, además la maiko ocupa unos zuecos gigantes que son para no estropear el kimono, usan un maquillaje blanco que alguna vez se cabía con plomo y era venenoso (podía volverles la piel amarilla), la maiko se deja un espacio sin pintar alrededor de la cara para dar la impresión de estar usando una máscara e insinuar la desnudez, pintan su cuello blanco también pero terminando en “v” o en “w”. El cuello representa una parte muy sensual para el japonés, en esos tiempos verles el cuello era lo mismo que verle las piernas a una mujer en occidente. En cambio, el kimono de la geisha no es tan colorido, ocupa colores más sobrios y el cuello ya no es rojo, si no que blanco, como signo de que ha crecido y madurado. El obi es más pequeño, las mangas más cortas, expone su cuello, no ocupa zuecos gigantes y el maquillaje es sobrio, se visten más llamativas y con maquillaje de maiko sólo para ocasiones especiales….

Una geisha es una persona muy culta, puesto que debe aprender artes como la danza, tocar instrumentos japoneses tradicionales como el Shamisen, canto, caligrafía, arreglo floral (ikebana), hablar perfectamente sobre política economía y un largo etcétera, pero además ella debe saber toda una serie de códigos que la convierten en el estereotipo de la mujer perfecta, llena de gracia y elegancia; una geisha debe ser admirable, irresistible, debe irradiar perfección. Y aquí mismo radica su angustia más grande: No es libre para amar, para dedicarse a la casa, a los hijos, al esposo. Siempre debe estar con una sonrisa a pesar de que anhele ser “normal”. Pero ahora no hay necesidad de convertirse en geisha cuando en Japón hay tantas alternativas laborales para la mujer, aparte de esto las geisha disminuyeron su número, porque después de tres años de que la segunda guerra mundial estallara, Japón quedó en la miseria, así que no había dinero para sustentar todo el lujo necesario de las geisha. Recuerden que acceder a este servicio es muy caro, mucho, mucho y es muy exclusivo, o sea, uno no llega dice quiero una geisha y punto, hay que hacer todo un trámite en la Okiya o contactar a la okasan, que es la geisha madre que se encarga de pagar todo el entrenamiento de estas. Además los jóvenes japoneses no están interesados en las geisha, ni siquiera saben lo que son…prefieren divertirse de otra manera, por lo tanto los que disfrutan de sus servicios generalmente son adultos que quieren recordar el pasado.

Quiero aclarar algo. Las geisha no son prostitutas, simplemente porque su trabajo no tiene que ver con el sexo, quiero decir que al final de la noche ella no gana su dinero acostándose con los clientes, pero ojo: ellas se enamoran por lo tanto si quieren acostarse con un cliente lo van a hacer, pero fuera de su rol como geisha, o sea, el sexo no es parte de su trabajo. Pero si una geisha quiere, puede tener un danna o protector, que le complace todo capricho y necesidad y con él tiene una relación de tipo sexual. Eso sí, hay muchas tipas que se visten como geisha y dicen serlo, pero en realidad son prostitutas, que serían las llamadas “geisha de aguas termales” que en 15 minutos están listas para realizar su danza tradicional que es más chanta que… Se ponen pelucas y al final de la noche se insinúan a los clientes para ganar más plata. Otra cosa es que antiguamente se usaba que la okasan vendiera la virginidad de una geisha al mejor postor, esto supuestamente porque las geisha vivían en deuda con esta, debido a que la okasan es la que mantiene la casa, compra los kimonos y todo lo que necesiten. Y esto también es lo que se le critica a la película “Memorias de una geisha” que se da a entender que todas las geisha lo hacían, lo que las convertiría en prostitutas al fin y al cabo, pero con un sistema muy complejo.

Las geisha son súper importantes para los negocios de la gente posh, por lo tanto ella debe encargarse de que todos los clientes se la estén pasando de lo mejor. y esto no es nada de fácil, imagínate tratar de entretener a un hombre arrogante, a uno desinteresado o a uno muy tímido, por eso ella siempre tiene una historia perfecta que contar y se encarga de que las copas de sake siempre estén llenas y esto es muy importante, porque así le sacan más plata a los clientes. Lo que pasa en una reunión de estas es privado, por lo tanto las geisha no hablan nada de lo que allí ocurra y las geisha se enteran de cada cosa…Pero los varones saben que en ellas pueden confiar, así que no hay problemas con contar las infidelidades y traiciones, estar borracho hasta no poder más or whatever. Aquí también yace una función clave de la onesan (geisha que simbólicamente es la hermana mayor de la maiko) ella debe traspasarle todos los conocimientos de interacción con el varón que no pueden ser transmitidos durante su entrenamiento para ser geisha. Y aprende por ejemplo qué hacer si ocurre una pelea entre los clientes o si este desea algo más que un vaso de sake…

Hacer poco hablé con una profesora japonesa de mi universidad y me dijo que a ella le encantaría que las geisha desaparecieran, que algunos japoneses admiraban a las geisha y que otros despreciaban su trabajo…opiniones polarizadas, pero que en general “no estaban ni ahí” “a japonés no le importa geisha”

Y ahí me pregunté que qué pensaba yo…y me doy cuenta de que me encantan las geisha, para mí sería el tremendo honor estar a cinco metros de una, pero me da una especia de amargor en la garganta, por la perfección obligada que ahora es la única conexión con el pasado del Japón cambiante, de esta nación que ha evolucionado más que ninguna otra en el mundo.

De lo que sí me alegro es que las menos de mil geisha que quedan principalmente en Kyoto y Tokyo principalmente se dedican a este único negocio impartido y dirigido por las mujeres para los hombres porque ellas quieren.

4 comentarios

  1. thor00 said,

    muy bueno, ahora sé un poco mas sobre las geishas. Sobre el tema decir que yo tambien me sentiría privilegiado de poder contemplar su arte, ya sea viéndolas bailar o escuchando alguna pieza musical.

  2. thoughtsandsoul said,

    Jojojo qué bueno, de verdad quería informar a mis lectores. El tema de las geishas me apasiona muchísimo…!!!!!!!!!! 8)

  3. AdRi said,

    Super tu entrada sobre las geishas…
    Entre aqui pork ando buscando articulos sobre e significado de su vestimenta, y tu articulo tiene algunas osas que me faltaban, gracias!
    Sigue escribiendo sobre el tema!!!

  4. thoughtsandsoul said,

    Oh, muchas gracias a ti, de verdad. Me haces sentir súper halagada, qué genial que haya gente que valore mis posts ajjajaja. Cuídate!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: